Marc Moreno

Uso de nuevas grafías musicales por parte de los compositores actuales: la obra Skin’s Traces como ejemplo de notación no convencional.

Históricamente la partitura ha servido de medio de transmisión entre las ideas del compositor y el intérprete, pero éstas han sufrido un largo camino de evolución otorgando a la partitura un valor plástico que va más allá de su funcionalidad puramente práctica. Ejemplo del uso del dibujo, la mancha y la línea como medio de representación sonora es la obra Skin’s Traces (2006) del compositor Juanjo Eslava (Gijón,1970). En esta composición para frame-drum y electrónica, el intérprete deberá extraer las ideas sonoras dibujadas y transformar las grafías lineales en sonidos empleando variados gestos técnicos.

Se mostrará cómo investigando sobre las bases de las nuevas grafías que trajeron conjuntamente la evolución de la música experimental y el arte sonoro, se consigue la interpretación de una partitura cuyos códigos no representan la tradición de la notación musical aprendida académicamente. Añadimos también la ejecución práctica interpretativa como parte de la investigación.